Después de comprar tu café de especialidad, posiblemente tengas algunas dudas sobre cuál es el mejor método de extracción, por eso en nuestra web encontrarás una breve guía con los más comunes. Está claro que el café de especialidad es único y sus estándares garantizan su máxima calidad, por tanto, para apreciar el aroma, sabor y cuerpo, debemos prestar atención al método de extracción. ¿Es mejor el café de filtro o espresso? Hoy te explicamos las bondades de ambos métodos para preparar nuestra bebida favorita.

Café de filtro:

Mediante este procedimiento, obtenemos un café limpio, claro, suave, un café para disfrutar de una forma más tranquila. Te recomendamos preparar con este método tu café de origen único favorito, ya que permite apreciar de manera más precisa todos los matices.

¿Qué necesito? Un dripper (Chemex, V60, Kalita...), papel de filtro y una taza.

Café en espresso:

Su propia palabra lo indica. Se trata de un método rápido, tanto para preparar como para consumir. Necesitamos café con una molienda fina, ya que el agua presurizada corre a través de esos granos molidos para dar un líquido más denso y concentrado. Tanto, que distinguimos dos capas diferentes: la crema que se forma por encima, con un ligero tono dorado y el líquido, parte principal y más ácida de este tipo de café.

¿Qué necesito? Una máquina de café espresso. Es una opción menos asequible que la de filtro y tiene un sinfín de accesorios y herramientas.

Como ves, no hay un método mejor que el otro, simplemente depende de las necesidades de tiempo, cantidad o del sabor que queramos obtener. Y ahora que conoces mejor las características del filtro y el espresso, ya sabes que ambos métodos tienen su encanto particular, ¡tú decides cómo disfrutar tu café en cada momento!